Liposucción

Es una técnica quirúrgica que se utiliza en cirugía estética y que permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversos sitios del cuerpo usando una cánula o jeringa conectada a una máquina succionadora. Este procedimiento también puede ir asistido por ultrasonidos o láser que ayudan a que previamente se disuelva la grasa para hacer más fácil y menos agresiva su extracción.

Objetivos

La cirugía estética debe realizarse en personas que gozan de un buen estado de salud. El propósito primordial es eliminar grasa corporal con el fin de eliminar lipodistrofias o celulitis, moldear el cuerpo del paciente y en menor medida reducir el peso, pues estrictamente no es un tratamiento para el control de la obesidad y el tejido adiposo no se extrae de todo el cuerpo, sino tan sólo de algunas zonas, siendo las más comunes el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos y el cuello.4​

La función primordial de la liposucción consiste en extraer la mayor parte posible de la grasa y tejido adiposo posible, disminuyendo así el volumen de la zona. Si este procedimiento se realiza extrayendo una pequeña cantidad de grasa existe la posibilidad de realizar una lipoescultura (o lipotransferencia) que consiste en recolocar parte de la grasa extraída e infiltrarla en otras zonas corporales para darles mejor volumen y forma con fines estéticos.